Cólicos del lactante

Para empezar deberemos saber que es el cólico del lactante. El cólico del lactante es un episodio de llanto de inicio súbito, con rigidez del tronco o de extremidades (hipertonía), por la tarde-noche e inconsolable.

Suele ser frecuente en bebés menores de 4 meses, ocurriendo los episodios al menos 3 días a la semana, durante 3 semanas con 3 horas de cólicos al día.

¿Por qué tiene mi bebé cólicos del lactante?

Los cólicos en bebés son muy frecuentes, y la mayoría son debidos a la inmadurez intestinal que sufren mientras su cuerpo se encuentra en desarrollo, aunque también pueden ser psicológicos o por alguna alergia/intolerancia alimenticia. Por supuesto que el estado de los padres y del bebé además de un cambio constante rutinas puede aumentar el riesgo de cólicos.

Pero que no salten las alarmas, recordar que es un proceso benigno, transitorio y que desaparecerá por sí mismo en torno a los 4 meses.

Fisioterapia para el cólico del lactante

En estos casos la fisioterapia puede ayudar a tu bebé a remitir esos cólicos mejorando los movimientos y el tránsito intestinal, disminuyendo la tensión abdominal o atenuando los regurgitaciones y reflujos de tu bebé.

Gracias a una serie de técnicas especificas y masajes en el abdomen de tu bebé  que se podrán hacer en casa  y la flexión de rodillas y caderas del bebé podremos intentar mejorar esa incomodidad y malestar.